Cursos y Actividades

El personaje como vehículo

En este curso el personaje es un vehículo de autoconocimiento y transformación, una ocasión para hacer consciente aspectos constructivos y no desarrollados de nosotros mismos. La encarnación de un personaje con consciencia puede convertirse en una herramienta para transformar la vida.


Es un curso pensado para incluir en el hecho artístico el potencial del desarrollo personal.

Curso de especialización Practicum fin de carrera

Un curso diseñado especialmente para licenciados en Artes Escénicas  y Graduados de las Escuelas de  Arte  Dramático o similares.

 

Una capacitación para abordar la complejidad de la experiencia actoral con desarrollos complementarios a los ofrecidos actualmente en otras enseñanzas de posgrado. El  Inconsciente del personaje es un pilar indispensable para adentrarme en la complejidad de “ese otro” al que yo interpreto en profundidad.

Talleres intensivos

Los intensivos son una etapa de atrevimiento, búsqueda, acercamiento y creación, que incorpora un necesario proceso de movilización psíco-corporal.

 

El encuentro transformador entre el personaje y yo se produce en tres niveles; físico, psicológico y espiritual. Físico: el cuerpo actúa”, psicológico “el alma escucha”, espiritual “lo trascendente se activa” .

 

 

Todos nuestros cursos presenciales pueden también ser realizados en la modalidad online.

 

 

AESECENATUMEJORTÚ ofrece cursos y conferencias a Universidades, Escuelas de Arte Dramático, Teatros, Centros Culturales y otras entidades, en diferentes formatos, adaptables a una diversidad de circunstancias y necesidades. Duración y periodicidad se especificarán en cada caso.

A quién va dirigido este curso

_ Profesionales de la actuación.

_ Personas interesadas en un recorrido de búsqueda y transformación.

_ Personas cuya motivación sea la superación de una dificultad concreta o que deseen desarrollar otras capacidades.

_ Empresas y otros colectivos interesados en el fomento de algunos objetivos concretos (gestión de conflicto, liderazgo, comunicación, etc.)

_ No se requieren conocimientos o aptitudes previas para participar.

A esta actividad están convocadas todas aquellas personas que estén dispuestas a honrar la actitud de “El Loco” privilegiando el deseo de vivir con alegría y de crecer activamente desde el disfrute y la creatividad.

A esta actividad están convocadas todas aquellas personas que estén dispuestas a honrar la actitud de “El Loco” privilegiando el deseo de vivir con alegría y de crecer activamente desde el disfrute y la creatividad.

La energía de este arquetipo es la compañera ideal para todo comienzo. Esta imagen sintetiza y contiene en sí la esencia de la propuesta AESCENATUMEJORTÚ:

 

La disposición de “El Loco” a caminar, con poco más que sus recursos, sueños y esperanzas, pero con confianza y determinación, contiene en germen todo el potencial del trabajo a realizar.

 

Sin “El Loco” en el corazón, es muy difícil que nos atrevamos a conquistar nuestro yo escondido. La audacia es en este desarrollo, el combustible primero. Es necesario dar el sí a “El Loco” antes de dar el sí a esta aventura. Para hacer grupo necesitamos tener esta “locura en común”.

“El Loco” en sus elementos

Los atributos de la figura son un potencial de desarrollo.

HATILLO. La bolsa del conocimiento no usado.

EL LOCO tiene la disposición para caminar con poco más que lo puesto, su hatillo donde porta lo esencial. La bolsa o el saco denotan lo más íntimo. Allí se guarda lo potencial de cada uno. El hatillo no es solo un equipaje, es una bolsa de recursos. 

PERRO. La guía instintiva. La Confianza.

El perro simboliza el instinto y le advierte del peligro. El Loco camina despreocupado y mirando al cielo, sin temor. Confianza y protección instintiva son suficientes. El loco no tiene miedo, no evita obstáculos. La guía instintiva es un recurso fundamental en el camino.

FLOR . Los sueños, los anhelos.

Sigue sus sueños, representados por la flor que en la mano lleva. El loco es un idealista, un rebelde. No porta armas, no hay tensión. Está en el presente, conectado con la pureza del anhelo (flor) y la determinación de caminar a pie, por sí mismo. Su polo de orientación no es ningún lugar allá fuera, sino dentro. 

“El Loco” en sus elementos

Los atributos de la figura son un potencial de desarrollo.

HATILLO. La bolsa del conocimiento no usado.

EL LOCO tiene la disposición para caminar con poco más que lo puesto, su hatillo donde porta lo esencial. La bolsa o el saco denotan lo más íntimo. Allí se guarda lo potencial de cada uno. El hatillo no es solo un equipaje, es una bolsa de recursos. 

PERRO. La guía instintiva. La Confianza.

El perro simboliza el instinto y le advierte del peligro. El Loco camina despreocupado y mirando al cielo, sin temor. Confianza y protección instintiva son suficientes. El loco no tiene miedo, no evita obstáculos. La guía instintiva es un recurso fundamental en el camino.

FLOR . Los sueños, los anhelos.

Sigue sus sueños, representados por la flor que en la mano lleva. El loco es un idealista, un rebelde. No porta armas, no hay tensión. Está en el presente, conectado con la pureza del anhelo (flor) y la determinación de caminar a pie, por sí mismo. Su polo de orientación no es ningún lugar allá fuera, sino dentro. 

El Loco es aquel aspecto de nosotros, que ante la duda, apuesta. No precisa certeza para actuar. Es el irreverente de todos los tiempos, el rebelde, el atrevido, el buscador, el espontáneo. Aquel que desobedece para escuchar su voz, el hombre o la mujer que cambia el rumbo, el debo por el quiero y finalmente se abre a la libertad de ser quien es; de encontrar su camino.