El Método

AESCENATUMEJORTÚ recoge en su metodología las premisas de la PSICOLOGIA ANALÍTICA y su fundador, el  Psiquiatra Carl G. Jung

Su PROCESO DE INDIVIDUACIÓN (el desarrollo por el que cada uno llega a convertirse en lo que está realmente destinado a ser), su idea de un INCONSCIENTE CREATIVO y su concepción de LA IMAGINACIÓN ACTIVA, son ejes centrales en nuestra práctica. Siguiendo esta dirección, nuestro modelo trata de PROVOCAR en cada participante CURIOSIDAD por su POTENCIAL y de ACTIVAR una vía de AUTODESARROLLO A TRAVÉS DEL ARTE.

Nuestra estrategia tiene una importante influencia de la MAYÉUTICA de Sócrates y su finalidad de ayudar a otros a descubrir LA VERDAD POR SÍ MISMOS. Así, como “comadronas”, nuestro cometido es contribuir a que cada cual extraiga de sí mismo su versión más fiel y pueda dar a luz las verdades desconocidas e inconscientes que se encuentran en su profundidad. 

 

Aplicamos un PROCEDIMIENTO INDUCTIVO en el que la obra individual se completa en relación con los otros participantes, cuando cada uno  logra ingresar en el mundo del otro y viceversa.

Esta doble premisa, voluntad de Individuación y  método Mayéutico, conforma el eje de la propuesta ASESCENATUMEJORTÚ.

Individuación
de Carl G. Jung & Mayéutica de Sócrates

Individuación
de Carl G. Jung & Mayéutica de Sócrates

Nuestra estrategia tiene una importante influencia de la MAYÉUTICA de Sócrates y su finalidad de ayudar a otros a descubrir LA VERDAD POR SÍ MISMOS. Así, como “comadronas”, nuestro cometido es contribuir a que cada cual extraiga de sí mismo su versión más fiel y pueda dar a luz las verdades desconocidas e inconscientes que se encuentran en su profundidad. 

 

Aplicamos un PROCEDIMIENTO INDUCTIVO en el que la obra individual se completa en relación con los otros participantes, cuando cada uno  logra ingresar en el mundo del otro y viceversa.

Esta doble premisa, voluntad de Individuación y  método Mayéutico, conforma el eje de la propuesta ASESCENATUMEJORTÚ.

AESCENATUMEJORTÚ recoge en su metodología las premisas de la PSICOLOGIA ANALÍTICA y su fundador, el  Psiquiatra Carl G. Jung

Su PROCESO DE INDIVIDUACIÓN (el desarrollo por el que cada uno llega a convertirse en lo que está realmente destinado a ser), su idea de un INCONSCIENTE CREATIVO y su concepción de LA IMAGINACIÖN ACTIVA, son ejes centrales en nuestra práctica. Siguiendo esta dirección, nuestro modelo trata de PROVOCAR en  cada participante  CURIOSIDAD por su POTENCIAL y de ACTIVAR una vía de AUTODESARROLLO A TRAVÉS DEL ARTE.

Cómo hacemos el personaje

Solo podemos hacer nuestro el personaje encarnándolo.

La lectura del texto provoca inmediatamente unas imágenes. Sólo si EXPERIMENTO esas imágenes desde el sentimiento; emocionalmente, podré encarnarlo. Si esas imágenes quedan sólo en el ámbito mental, no INCORPORAREMOS el personaje. Haremos una imitación, pero no lo estaremos vivenciando.

 

Hay que ACTIVAR FÍSICAMENTE el personaje, encarnarlo sensorial y emocionalmente en el cuerpo, para que forme parte de nuestro ADN. 

Para encarnar el personaje con honestidad y trabajar su totalidad, debemos incluir el trabajo con sus aspectos escindidos o inmanifestados, sus subpersonalidades, lo que conocemos y desconocemos de él. Comprender su psicología y sus motivaciones, sus conflictos y prejuicios, sus vínculos y sus carencias, sus debilidades y contradicciones, su relato individual y su momento histórico.

 

Una verdadera incorporación del personaje, aporta necesariamente  un mayor conocimiento de mí mismo. Abrazar  la  totalidad  del  personaje invita a abrazar mi totalidad, la universalidad que vive en mí; desde lo luminoso hasta lo más oscuro; desde las vilezas hasta las grandezas. Es la totalidad de lo humano lo que me abro a conocer. Así que la encarnación de un personaje me ayudará a ser más tolerante, más generoso, más comprensivo conmigo mismo y con los demás. Porque al encarnar es imposible enjuiciar al “otro”, pues en ese “otro” enjuiciable me he transformado yo.

Herramientas

Partiendo de un texto, cada uno de los participantes realiza una  primera aproximación a los personajes eligiendo aquel con el que “resuena” de una forma especial. Es a partir de este hecho íntmo que se desarrolla todo el proceso de creación y actualización de “quien yo soy”, pero aún no se manifiesta en mi realidad.

 

La RESONANCIA con un personaje es una conexión, una llamada intuitiva, irracional. Sentimos un impulso que nos hace elegir un personaje y no otro. Ese resonar puede ser por afinidad o aversión, ambas opciones son igualmente valiosas.   

 

El personaje escogido es siempre un posibilitador, un vehículo que nos acerca a nuestra totalidad, lo que conocemos y desconocemos de nosotros mismos. 

 

Por la resonancia entro en relación con otros aspectos de mi que el personaje me trae. En el proceso me transformo activamente y soy constructor de nuevas narrativas personales.

La forma más completa de incorporar y comprender nuestra resonancia con un personaje es a través de una actividad creativa: interpretación, escritura, artes plásticas, música, etc. Todas ellas en el marco de una acción no dirigida, sino de apertura a lo inconsciente y su recepción. 

 

Cartas, Poesías, lecturas, pintura, escultura, música contienen el material simbólico necesario para este desarrollo.

A través del lenguaje simbólico traemos al  consciente esa intuición y operamos una especie de traducción. 

 

El símbolo traduce ese “resonar” y lo concreta. El SÍMBOLO es siempre la expresión externa y visible de una realidad interior

 

Los símbolos son el lenguaje del inconsciente. Con ellos entramos  de lleno en contacto con el inconsciente, que es la matriz creativa. 

Yo soy mucho más que lo que conozco de mí. 

 

Más allá del INCONSCIENTE PERSONAL (almacén de mis experiencias individuales) se halla el INCONSCIENTE COLECTIVO (base de datos de las experiencias colectivas; comunes a toda la humanidad). 

El inconsciente es una parte tan vital y tan real de la vida de un individuo como la consciencia, e infinitamente más rico. 

 

Es en él donde pueden surgir pensamientos nuevos y nuevas ideas creativas. 

De ahí la propuesta de este curso: ayudar a hacer consciente lo inconsciente, a hacer una construcción de lo desconocido y una integración en la consciencia. 

Todo lo que imaginas es real.

 

El trabajo con la imaginación es pilar en este proceso. Hacemos un trabajo con la imaginación creadora. Trabajamos con imágenes propias o míticas que generan nuevos significados. 

 

Las verdades de lo imaginal son creaciones concretas en este plano. El alma se cura vivenciando lo mejor imaginado. 

Todos los pueblos emplean lenguaje simbólico e imágenes en su producción cultural. Las manifestaciones artísticas y los relatos contenidos en sus narraciones y mitos, conforman un material indispensable de carácter colectivo. 

 

Para lograr una aproximación a la interioridad del personaje y desentrañar su complejidad, nos valemos de su resonancia en mitos, leyendas, cuentos de hadas y otros elementos simbólicos del inconsciente personal y colectivo.

 

Este material será parte esencial en el trabajo junto a nociones de FILOSOFÍA, LITERATURA, PSICOLOGÍA, ARTE e HISTORIA, indispensables en la construcción de un marco de referencia y relación, que habrá  de enriquecer la encarnación del personaje y dar sentido  a la experiencia individual en curso.

Herramientas

Partiendo de un texto, cada uno de los participantes realiza una  primera aproximación a los personajes eligiendo aquel con el que “resuena” de una forma especial. Es a partir de este hecho íntimo que se desarrolla todo el proceso de creación y actualización de “quien yo soy”, pero aún no se manifiesta en mi realidad.

 

La RESONANCIA con un personaje es una conexión, una llamada intuitiva, irracional. Sentimos un impulso que nos hace elegir un personaje y no otro. Ese resonar puede ser por afinidad o aversión, ambas opciones son igualmente valiosas.   

 

El personaje escogido es siempre un posibilitador, un vehículo que nos acerca a nuestra totalidad, lo que conocemos y desconocemos de nosotros mismos. 

 

Por la resonancia entro en relación con otros aspectos de mi que el personaje me trae. En el proceso me transformo activamente y soy constructor de nuevas narrativas personales.

La forma más completa de incorporar y comprender nuestra resonancia con un personaje es a través de una actividad creativa: interpretación, escritura, artes plásticas, música, etc. Todas ellas en el marco de una acción no dirigida, sino de apertura a lo inconsciente y su recepción. 

 

Cartas, Poesías, lecturas, pintura, escultura, música contienen el material simbólico necesario para este desarrollo.

A través del lenguaje simbólico traemos al  consciente esa intuición y operamos una especie de traducción. 

 

El símbolo traduce ese “resonar” y lo concreta. El SÍMBOLO es siempre la expresión externa y visible de una realidad interior

 

Los símbolos son el lenguaje del inconsciente. Con ellos entramos  de lleno en contacto con el inconsciente, que es la matriz creativa. 

Yo soy mucho más que lo que conozco de mí. 

 

Más allá del INCONSCIENTE PERSONAL (almacén de mis experiencias individuales) se halla el INCONSCIENTE COLECTIVO (base de datos de las experiencias colectivas; comunes a toda la humanidad). 

El inconsciente es una parte tan vital y tan real de la vida de un individuo como la consciencia, e infinitamente más rico. 

 

Es en él donde pueden surgir pensamientos nuevos y nuevas ideas creativas. 

De ahí la propuesta de este curso: ayudar a hacer consciente lo inconsciente, a hacer una construcción de lo desconocido y una integración en la consciencia. 

TODO LO QUE IMAGINAS ES REAL

 

El trabajo con la imaginación es pilar en este proceso. Hacemos un trabajo con la imaginación creadora. Trabajamos con imágenes propias o míticas que generan nuevos significados. 

 

Las verdades de lo imaginal son creaciones concretas en este plano. El alma se cura vivenciando lo mejor imaginado. 

Todos los pueblos emplean lenguaje simbólico e imágenes en su producción cultural. Las manifestaciones artísticas y los relatos contenidos en sus narraciones y mitos, conforman un material indispensable de carácter colectivo. 

 

Para lograr una aproximación a la interioridad del personaje y desentrañar su complejidad, nos valemos de su resonancia en mitos, leyendas, cuentos de hadas y otros elementos simbólicos del inconsciente personal y colectivo.

 

Este material será parte esencial en el trabajo junto a nociones de Filosofía, Literatura, Psicología, Arte e Historia, indispensables en la construcción de un marco de referencia y relación, que habrá  de enriquecer la encarnación del personaje y dar sentido  a la experiencia individual en curso.